25 de julio de 2017

226 KM DESPUÉS, ENOL YA TIENE SU GRÚA

Según datos de mi GARMIN Forerunner 935, 1:02:05 de carrera sobre tapiz rodante + 6:16:55 pedaleando sobre rodillo simulador Bkool + 2:52:24 avanzando como podía sobre tapiz rodante, han servido para que Enol ya tenga su grúa. 
A partir de ahora su vida será un poco más fácil... ¡Y la mía mucho más plena!
De la misma forma, hemos conseguido destinar 1.500 euros a ASEMPA.


El pasado jueves 20 de julio de 2017 completaba mis primeros 10 kilómetros de carrera, tras la paliza que supuso para mí completar el FIERROMAN por Enol.
Tras digerir y asimilar lo mucho (y todo bueno) que he recibido durante estos últimos días, solo quiero deciros GRACIAS de corazón.
GRACIAS por hacerme sentir especial... Por abrirme vuestro corazón y brindarme vuestro apoyo... Por no cuestionarme... Por entenderme.
GRACIAS por dejarme ser vuestro "héroe" o vuestro "mono de feria". Ambos personajes me caen bien porque cuando se juntan consiguen hacer cosas muy bonitas...

La Nueva España (17 de julio 2017)

La Nueva España (18 de julio 2017)

Seguramente nadie me recuerde como deportista dentro de un tiempo (no me preocupa, ni lo pretendo). Tan seguro como que mi amigo Enol me recordará por siempre como alguien que un día le tendió la mano (y eso me da VIDA).


¡SEGUIMOS PIERNAS A LA OBRA!

4 de julio de 2017

226 KM = UNA GRÚA PARA ENOL

"Si te sientas en el camino, ponte de frente a lo que aún has de andar y de espaldas a lo ya andado."
Comenzaba este 2017 buscando motivaciones a través del deporte para ayudarme. Desde hace años, mi cabeza no conoce mejor terapia que ésta.
Seis meses después, toca sentarse en el camino, valorar lo ya andado y mirar con ilusión a lo que aún se ha de andar. Tras haber completado 14 maratones de las 24 previstas, se han conseguido reunir 13.067 euros que han sido destinados a distintas causas. En este espacio he ido narrando una por una al detalle.
Más de 130.000 euros recaudados en cinco años, para un popular como yo, es una cifra que me dice que -al menos- puedo sentirme bien... ¡Muy bien!
Como América ya estaba descubierta antes de que llegara Colón -por lo vivido- me estrujo la cabeza para idear iniciativas novedosas, que sirvan para recaudar fondos y no para que nadie me recuerde como deportista.
El próximo 16 de julio, volveré a la carga con un duro reto que intentaremos llevar a cabo en La Coctelera de May (El Entrego), con el fin de hacer un poco mejor la vida de mi amigo Enol Suárez... Con el fin de hacer un poco mejor mi vida.


"La inspiración no aparece si no la buscas"
El IRONMAN es la prueba más exigente del triatlón. Consta de 3,8 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 de carrera a pie (maratón). En total 226 km, a cubrir en un tiempo límite de 17 h y un tiempo promedio de 12 horas.
El Ironman de Hawái es el más antiguo y prestigioso triatlón del mundo (...)


"Si conoces el camino es que nunca has llegado demasiado lejos"
Deportista "de secano" como soy, tomando como base la esencia del Ironman y en constante búsqueda de la inspiración (mi inspiración), nace el FIERROMAN.
Con la peculiaridad de que se desarrollará indoor y en estático, los 226 km a completar se dividirán en tres segmentos:

  • 14 km de carrera sobre tapiz rodante.
  • 180 km de ciclismo sobre rodillo simulador Bkoolcubriendo el mismo recorrido por el que transcurre el Ironman de Hawái.
  • 32 km de carrera sobre tapiz rodante.
*Perfil y datos del segmento ciclista que ofrece la plataforma Bkool:




"Dentro de 20 años te arrepentirás más por las cosas que no llegaste a hacer, que por las que decidiste hacer" (Mark Twain)


La Nueva España (21 de junio 2017)

La Cuenca del Nalón (julio 2017)


226 KM = UNA GRÚA PARA ENOL

Enol Suárez tiene una distrofia muscular por déficit de merosina.
Vecino de El Entrego, este joven de diecisiete años necesita una grúa para su movilización en el hogar, con los gastos que esta situación origina a su familia al carecer de ningún tipo de ayuda ni subvención.
Con el fin de aportar un nuevo granito de arena a una causa tan justa como ésta, el primer FIERROMAN del mundo se celebrará el próximo 16 de julio, a partir de las 10:00 horas en La Coctelera de May (El Entrego).


Para la ocasión hemos diseñado unas camisetas, que ponemos a la venta al precio de 10 euros, cuyos beneficios irán destinados a la causa.



PATROCINA/COLABORA






Porque la causa lo merece, cualquier tipo de colaboración será bienvenida.
Podéis contactar conmigo por correo electrónico: contacto@hectormoro.com

23 de junio de 2017

LA DECIMOCUARTA DEL AÑO

"El activista no es quien dice que el río está sucio. El activista es quien limpia el río." (Ross Perot)


El domingo me despertaba con ganas de playa, desconectar y no hacer nada.
Para entendernos, lo que casi todo el mundo espera de un domingo veraniego.
Pero no podía permitirme semejante privilegio porque había adquirido un compromiso ante la sociedad (y conmigo mismo) de completar 42,195 kilómetros sobre un tapiz rodante, para intentar recaudar fondos destinados al IUOPA.
La mujer que me acompaña en la foto es muy importante para mí. La quiero con locura... Perdió a sus padres (mis abuelos), a su marido (mi padre), a su hermano (mi tío) y a algún que otro amigo, todos víctimas del cáncer... Motivos más que de peso para correr durante tres horas sin esperar nada a cambio. Fácil de entender.


El ÓCEAN (Gijón) se vestía de gala para albergar este decimocuarto asalto del año a los 42,195 km. En un entorno incomparable, Pedro (responsable del local) lo tenía todo preparado y nos hacía sentir como en casa con su hospitalidad.




Faltaba un minuto para que el reloj marcara las 12:00 horas cuando, acompañado de un grupo de amigos, comenzaba a correr. Foto de FAMILIA para el recuerdo.


Desde el minuto uno las pulsaciones se me disparan. Me conozco muy bien y tengo controlados los ritmos y mi frecuencia cardíaca al detalle... Además tenía la sensación de que la cinta me "escupía" y cada cierto tiempo tenía que acelerar el ritmo. Algo estaba fallando. Mientras descontaba kilómetros, pensaba en cuál podía ser la causa de que mi corazón latiera tan acelerado. Le echaba la culpa al cansancio acumulado... al calor... hasta que -con 33 kilómetros recorridos- Hugo, un buen amigo que desde el comienzo me acompañaba, se dio cuenta de que estaba corriendo con un desnivel bastante prolongado... ¡Pa habese matao!


Mientras tanto, Belo con su buen hacer le ponía banda sonora al evento.


Desde primera hora, María y Viole se encargarían de gestionar los donativos que nos iban haciendo llegar los que -con cara de asombro- miraban como un servidor no paraba de correr sobre un tapiz rodante, bajo un sol abrasador.
El resto de la tropa, "mi banda de Rock&Roll", ese grupete de amigos que nunca falla, volvieron a dejar a un lado su vida para acompañarme, alentarme y compartir conmigo el duro camino que me llevó hasta esta decimocuarta meta.


Los últimos 9 kilómetros, tras quitar el desnivel con el que había completado los primeros 33, se me hicieron muy llevaderos y las pulsaciones volvieron a los cauces por los que discurren cuando someto a mi cuerpo a este tipo de palizas.


Rozando el poste, 2 horas 59 minutos y 19 segundos después completaba la decimocuarta maratón (sub 3 horas) del año, la décima sobre un tapiz rodante.


Sufrí el calor. Mucho calor que intenté refrescar a base de echarle ganas y una buena dosis del ingrediente principal con el que se hacen las tortillas.
Los 452,60 euros reunidos con esta decimocuarta maratón del año, que serán destinados a la lucha contra la enfermedad que tanto le ha hecho sufrir a mi madre, compensan el esfuerzo. Hablando de compensaciones, y como una imagen vale más que mil palabras, ésta de Pedro Pablo Heres lo dice todo...



¡LA DECIMOCUARTA TA FECHA!

Dos días después, el Colegio Virgen Reina (Gijón) organizaba sus Jornadas Deportivas y -un año más- pensaron en mí para formar parte de las mismas.
A las 10:00 horas comenzaba a correr, dando vueltas al velódromo de Las Mestas. Con una perfecta organización por parte de los profesores, cada cierto tiempo se iban sumando alumnos y docentes de todas las edades para -a razón de 1kilómetro = 1Euro- acompañarme y compartir experiencias... ¡Qué grandes!



2 horas y 38 minutos después, 32 kilómetros recorridos por mi parte con un calor sofocante, que se traducen en 530,40€ que serán destinados al IUOPA.


Resumiendo, 74 kilómetros en 48 horas = 1.000€ más para seguir en la lucha.
Estoy muy agradecido a Jaime Llavona por pensar en mí para tal iniciativa. Como él mismo me decía el martes, hay cosas que no son opinables...

Noticia de El Comercio (21 de junio 2017)

No hay cerveza que mejor sepa que la que uno se toma después de haber "hecho los deberes"... Algun@ debería de probar este sabor tan especial más a menudo.



Energía:
capacidad que tiene la materia de producir trabajo en forma de movimiento.


Suele existir una relación directa entre deportistas y solidaridad.
Una relación mágica, especial. Me atrevo a afirmar que el deportista popular sufre el doble, incluso el triple que un "pro", porque ni su cuerpo, ni su ritmo de vida, ni su alimentación, ni su nómina acompañan y facilitan sus metas.
Logros que enorgullecen el doble, o el triple, porque solo un deportista popular sabe lo que ha sufrido y lo que le ha costado subir esos peldaños: SUS peldaños.
Mueven el cuerpo para luchar contra el cáncer que padecen nuestros amigos. Mueven el cuerpo para apoyar a niños que padecen enfermedades. Mueven, movemos, el cuerpo contra todo aquello que nos hace hervir la sangre.
No tenemos la cura, no contamos con la solución para estas situaciones complejas, pero ofrecemos, de forma desinteresada, lo más valioso que poseemos: nuestro esfuerzo, y es valioso porque solo nosotros sabemos lo que nos han costado nuestros logros, y lo queremos compartir, y lo queremos regalar.
Todo el mundo que participa en iniciativas solidarias ofrece lo más valioso que una persona puede regalar: su energía, porque la energía, al final, es lo que mueve el mundo.


"El más débil de nosotros tiene un don, por trivial que pueda parecer, que le es propio y que bien utilizado será también un don para su raza."

15 de junio de 2017

DUODÉCIMA Y DECIMOTERCERA DEL AÑO

Últimamente me cuesta casi más sacar tiempo para escribir una entrada en este blog que completar una maratón... Aún así, para que conste en este espacio como los anteriores once asaltos a los 42,195 kilómetros, dejaré unas líneas a modo de resumen de la duodécima y la decimotercera del año...
Cuando me embarqué en esta aventura y me comprometí ante la sociedad a llevarla adelante, también adquirí un compromiso conmigo mismo de que así fuera. Llevo meses machacándome a diario, con el fin de colocarme en cada línea de salida con garantías. Ese es el verdadero reto. Ahí reside la dificultad.
La MARATÓN es la maratón y SIEMPRE hay que afrontarla con RESPETO.


El pasado 26 de mayo completaba mi duodécima maratón (sub 3 horas) del año, la novena sobre un tapiz rodante. Las instalaciones de Audi Astur Wagen Gijón se vestían de gala para la ocasión y le ponían el broche de oro a lo que (según valoraciones de su propia empresa de publicidad) se ha denominado "Movimiento Solidario", el cual comenzaba diez días antes en la calle Ramón Areces, n1º.


Infinitamente agradecido a todos los que habían participado en el evento, me subía a la cinta con la idea (y la presión) de devolverle la confianza depositada en mí a Fran Fernández, un amigo que apostó por este que escribe y defendió ante su consejo de administración (con la responsabilidad que ello conlleva) la iniciativa de (así me definía cariñosamente el bueno de Fran) "un tío de poco más de 50 kg, tatuado hasta las orejas y con un ñarigón colgando de las narices..." 
Afrontaba una nueva maratón con la motivación que te da el hecho de intentar recortarle 42,195 kilómetros más a esa IMPARABLE lucha contra la Leucemia que promueven desde la Fundación "Josep Carreras".


Como anunciaba la prensa, el olímpico Alberto Suárez Laso y el capitán del Sporting Roberto Canella me acompañarían en los primeros compases. Un lujo.


Quizás debido a la presión que me había autoimpuesto, unido al hecho de que salí tarde de trabajar y con un pincho de tortilla y una pinta de rioja creía que tendría gasolina suficiente para afrontar la maratón, se me hizo larga. Muy larga.
Los primeros 28 kilómetros muy bien y a partir de ahí, con el tío del mazo dándome sin compasión, buscando (y encontrando) "excusas" con la mirada para seguir avanzando, siempre a 14,5 km/h... Motivos que tienen nombre propio.
Recuerdo que ese viernes me acosté un poco jodido pero 42,195 kilómetros más cerca de esa ansiada cura de la Leucemia... ¡LA DUODÉCIMA TA FECHA!



De experiencias como ésta uno saca conclusiones que pueden ser aplicadas en el día a día. Puedo resumir lo que he aprendido en dos palabras: sigue adelante.
Tras completar 4 maratones (sub 3 horas) en el mes de mayo, conseguíamos reunir 4.000€ que ya han sido destinados a la Fundación "Josep Carreras".


Comentaba en entradas anteriores que uno de los handicaps con los que tengo que lidiar a diario para intentar llevar a buen puerto el complejo reto de completar 24 Maratones Solidarias (sub 3 horas) en un año, es tener que estar pensando continuamente en el siguiente asalto a los 42,195 kilómetros.
Ocho días después de la paliza que había sufrido en las instalaciones de Audi Astur Wagen Gijón, tomaba la salida en la Maratón de Laredo...


Enol Suárez tiene una distrofia muscular por déficit de merosina.
Vecino de El Entrego, este joven de diecisiete años se tiene que desplazar regularmente al Hospital San Juan de Dios (Barcelona) para poder llevar a cabo sus revisiones, con los numerosos gastos que esta situación origina a su familia.

238 PUESTOS GANADOS = 714€ DONADOS

Para afrontar una maratón dando cuatro vueltas a un circuito, pienso que hay que estar tan preparado física como psicológicamente. Me imagino que ese sea el motivo por el que únicamente 256 atletas tomáramos la salida el pasado 4 de junio en Laredo. 628 lo harían para afrontar los 21,097 km de la media maratón.
Acostumbrado a correr sobre un tapiz rodante, me gustan este tipo de recorridos porque cada cierto tiempo puedes ver a los amigos que te acompañan y, conocedor de lo que te espera, dosificas mejor tus fuerzas.


Pasaban tres minutos de las 9:00 horas cuando nos daban la salida. Como había anunciado, yo lo haría en última posición, tras los 884 atletas presentes en una prueba a la que volveré.
Como ya había hecho en Zaragoza, La Coruña y Vitoria, la idea inicial era donar un euro por cada corredor adelantado, en este caso a la familia de Enol Suárez.
Tras comprobar que la participación no era la esperada y con fondos suficientes para donar, gracias a las actividades llevadas a cabo los días previos, decido que sean tres... Lo que no es mío no lo quiero para nada.


Como siempre, pensando en la décimocuarta, voy de menos a más, controlando las pulsaciones (152 p.p.m.) y disfrutando de esta ya decimotercera maratón.
2 horas y 51 minutos después cruzaba en el puesto 18º una nueva meta, muy especial gracias a ese grupete de compañeros que se habían desplazado hasta Laredo y me esperaban para fundirnos en un emotivo abrazo.
238 puestos adelantados que se traducen en 714 euros... ¡Estaba feliz!
Es simple... Pero hay que vivirlo (y correrlo) para entenderlo.

¡LA DECIMOTERCERA TA FECHA!

El lunes a primera hora, muy honradamente, entregaba el dinero prometido.


Además de los 714€ destinados a la familia de Enol, mi participación en Laredo dejó 301€ más que ese mismo día fueron depositados en la cuenta de ASEMPA.


La decimotercera, además de una pequeña ayuda económica para la causa por la que tomaba la salida, deja imágenes muy bonitas para el recuerdo.
En la tarde de ese mismo lunes, tenía el honor de entregarle a Enol Suárez la camiseta con la que el día antes había completado los 42,195 kilómetros, así como el original envase de la cerveza que bebía nada más cruzar la meta.
Nadie mejor que él para que lo guarde con cariño... El mismo con el que -en nombre de mucha gente- se lo hice llegar.



"Si te sientas en el camino, ponte de frente a lo que aún has de andar y de espaldas a lo ya andado."
13 maratones sub 3 horas completadas = 12.074 euros destinados a distintas causas sociales que lo necesitan, repartidos de la siguiente manera:
  • Asociación Galbán (lucha contra el Cáncer Infantil): 4.752€
  • Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística: 2.307€
  • Fundación Josep Carreras (lucha contra la Leucemia): 4.000€
  • Familia de Enol Suárez: 714€
  • ASEMPA (enfermos neuromusculares): 301€
Consciente de que la grandeza de un hombre está en saber reconocer su propia pequeñez, seguimos "piernas" a la obra.


"Los que intentan hacer de este mundo un lugar peor, no se toman ni un día libre. ¿Por qué lo iba a hacer yo? Luz creadora para desvanecer la oscuridad." (Bob Marley)