26 de abril de 2017

LA OCTAVA DEL AÑO

816 PUESTOS GANADOS = 816 EUROS DONADOS

Sábado 22 de abril 2017
6:45 horas de este penúltimo sábado de abril y antes de que suene el despertador ya tengo los ojos como platos. Toca levantarse. Por delante un día duro.
Mientras me tomo el café, ordeno mi cabeza. La historia se repite.
Tras cargar el depósito de diésel, adecentar la furgoneta, pasar por casa para darle un beso a mi madre y soltar un poco las piernas, me doy una buena ducha antes de ir a trabajar. De 12:00 a 22:00 toca ganarse la vida en Forum Sport.
Tras una larga jornada, ya con los deberes hechos, toca viajar a La Coruña. Mayte me acompaña... ¡Gracias guapetona!
Una avanzadilla formada por un gran grupo de amigos nos esperará para hacer más bonito y gratificante este octavo asalto (sub 3 horas) del año a los 42,195 kilómetros... Como Loquillo, yo también tengo "mi banda de Rock&Roll".
Esperando que no haya novedad en el trayecto y todo vaya según lo previsto, emprendemos la ruta con el fin de llegar lo más pronto posible a tierras gallegas.
Un pequeño alto en el camino para comer una empanada -a treinta minutos de llegar a La Coruña- es la única parada que hacemos. Sin prisa pero sin pausa.

Domingo 23 de abril 2017
Faltan unos minutos para que el reloj marque la una de la madrugada cuando -por fin- estacionamos la furgoneta en un parking cercano al hostal donde pasaríamos lo poco que me quedaba de noche. Yo, que soy muy del refrán allá donde fueres haz lo que vieres, me tomo un Cola Cao made in Galicia antes de acostarme.


El reloj marca las 2:15 h. cuando por fin me meto en la cama... ¡Menuda paliza!
¡Hay que intentar dormirse rápido!, pienso... A las 7:00 horas sonará la alarma del teléfono y tocará volver a "vestirse de guerrero" para -sobrado de motivos y motivaciones- intentar llevar a buen puerto la octava maratón (sub 3 horas) del año, la segunda sin tener que "correr sin moverme del sitio" sobre una cinta.
Mi cuñado Manuel me espera en la recepción del hostal para tomar un café...


Pasan cinco minutos de las 8:30 horas cuando la organización anuncia la salida de los 855 atletas que -cada uno con sus objetivos- teñíamos de colorido la zona.
Raúl, Fran, Paula, Alfredo, Bea, Borja, Sergio y Manuel son testigos de honor.
Como ya había comentado en anteriores ocasiones, mi idea era la de comenzar a correr en última posición y por cada corredor adelantado donar un euro a la Asociación Galbán (lucha contra el Cáncer Infantil). Y así lo hice...


Teniendo en cuenta que el próximo día 1 intentaré el noveno asalto del año a los 42,195 kilómetros y cuatro días después haré lo propio con el décimo, tenía que gestionar las fuerzas para "batirme el cobre" sin vaciarme en el intento.
Mis 02:53'29'' según datos oficiales de la organización (02:48´43´´ y  una media de 153 p.p.m. según datos de mi gps) me dicen que corrí muy inteligentemente.


Los primeros kilómetros son un caos hasta que al paso por el km 3 alcanzo a la liebre portadora del globo de las 3 horas donde viajo hasta el kilómetro 20, momento en el que decido irme hacia adelante en solitario y hacer mi carrera para evitar posibles caídas generadas por la acumulación de gente en el grupo.
Con la musculatura resentida por las "batallas" libradas hasta la fecha pero con la experiencia que uno va adquiriendo en este tipo de distancias, voy de menos a más para -ganando varias posiciones en la última parte del trayecto- cruzar la meta en el puesto 39º que -teniendo en cuenta las condiciones en las que tomaba la salida- como ya experimenté en Zaragoza, sabe a "medalla de oro".


Tras la carrera, comida de las de quitarse el sombrero con "mi banda de Rock&Roll" formada por un grupo de amigos que dejaron a un lado su vida para acompañarme, haciéndome sentir como en casa a pesar de estar a más de 300 kilómetros de la tierra. El mundo es un lugar maravilloso, lleno de gente buena.


De vuelta para casa, tumbado en el asiento del copiloto de mi furgoneta me sentía bien y pensaba... Pensaba que esa mañana había corrido por Aitor, por Mauro, por Manu y por todos los niños enfermos de Cáncer... Por sus familiares y amigos... Por todos los que me acompañáis en esta aventura... Por TI... Por MÍ.

Lunes 24 de abril 2017
Muy honradamente, como debe de ser- hacía el ingreso de los 816€ prometidos, que serán destinados a la lucha contra el Cáncer Infantil, principal meta de este octavo asalto (sub 3 horas) del año a los 42,195 kilómetros.
Sin querer demostrar nada -con el fin de mostrar públicamente la realidad como es- 816€ para los que, a pesar de contar con colaboraciones de empresas y particulares, tuve que arrimar dinero de mi propio bolsillo. Mi maltrecha cuenta bancaria se resiente en la misma proporción que mi riqueza interior crece.
Como escribía en la entrada anterior, para llegar hasta aquí hay que ser muy honrado con uno mismo y sacrificarse mucho... En todos los sentidos.


Para terminar, solo me queda mostrar mi más sincero agradecimiento a TODOS los que habéis arrimado el hombro para que esta aportación haya sido posible.
En EQUIPO, como suelen salir mejor las cosas... ¡Lo HEMOS conseguido!








"Una persona no puede escoger directamente sus circunstancias, pero sí puede escoger sus pensamientos y darle forma a sus circunstancias indirectamente y con seguridad." (James Allen)


¡LA OCTAVA "TA FECHA"!

25 de abril de 2017

TIEMPO DE BALANCE

El domingo completaba en La Coruña mi octava maratón (sub 3 horas) del año, cuya crónica escribiré en los próximos días para, como siempre, intentar compartir con vosotros la experiencia vivida en este último asalto a los 42,195 kilómetros...


Parece que fue ayer cuando -con más corazón que cabeza- me comprometía a completar 24 Maratones Solidarias y... ¡Un tercio del reto ya está hecho!
Por ello, hoy me levanté con ganas de hacer balance y plasmar en estas líneas la resaca de datos que arrojan estos cuatro primeros meses del año. Es sencillo:
8 Maratones Solidarias (Sub 3 horas) completadas = 7.059€ recaudados

Recaudación que ha sido repartida de la siguiente manera:
- Asociación Galbán (lucha contra el Cáncer Infantil): 4.752€
- Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística: 2.307€

Como comentaba en mi muro de facebook, para llegar hasta aquí hay que ser muy honrado con uno mismo y sacrificarse mucho... En todos los sentidos.


Como la rueda de la VIDA no se para y si nos despistamos corremos el riesgo de que nos pase por encima, mi cabeza ya piensa en las próximas citas que me acercarán a esa meta prevista, fijada en 24 Maratones Solidarias completadas.
La próxima será el día 1 de mayo con la lucha contra la Leucemia -a través de la Fundación Josep Carreras- como objetivo principal.
El escenario elegido será la Sidrería El Escalón (La Felguera) donde -a partir de las 11:00 horas y amenizado por Chiqui Carrasco- se ubicarán dos cintas. 
La idea es completar dos maratones. Una correrá de mi cuenta y los otros 42,195 kilómetros serán cosa vuestra, pudiendo participar todo el mundo que quiera y sumando los metros que cada uno estime oportunos, quedando fijado el máximo a recorrer en 2 km por persona para que nadie se quede sin participar.


Cuatro días después, esta vez en el Mavericks Café (Oviedo) y con la música de Belo como atractivo principal, intentaremos completar la décima.


Es preciso saber lo que se quiere; cuando se quiere, hay que tener el valor de decirlo, y cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo.

20 de abril de 2017

LA SÉPTIMA DEL AÑO

Usando como escenario la VI Maratón de La Coruña (mi octavo asalto a los 42,195 kilómetros sub 3 horas del año) que se celebrará el domingo, llevaré a cabo este nuevo proyecto deportivo/solidario, con el que intentaré aportar un nuevo granito de arena a la lucha contra el Cáncer Infantil.
Para ello -lejos de únicamente colocarme el dorsal y correr- intentaré que cada uno de mis pasos tenga un significado especial y sirva para ayudar a la causa. 
De esta forma, vuelve el proyecto 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.
La idea es tomar la salida de la prueba en última posición y por cada participante adelantado, donar 1 euro a la Asociación "Galbán". Como se suele decir, en el dar está la recompensa.


El que resiste gana. Y es lo mismo, si se hace con grandeza, resistir de último y resistir de primero.
Cuando me embarqué en esta aventura era consciente de que habría momentos en los que el camino se pondría cuesta arriba. Aunque bien es cierto que animicamente hablando tuve temporadas mejores, el pasado viernes completaba mi séptima maratón (sub 3 horas) del año. La sexta sobre un tapiz rodante.
Doce días después de conseguir el sexto asalto a los 42,195 kilómetros en tierras mañas, me volvía a subir a la cinta que -cedida de nuevo por el Centro Deportivo Bunkai- esta vez estaba ubicada en Casa Pepe - La Chalana.


(...) Hace casi dos años, un 22 de abril de 2015, a Aitor le diagnosticaban un Linfoma de Burkitt (fase 4), una forma rara de cáncer del sistema linfático (...)

El viernes -sin contar con ello- se convertiría en un día especial. Muy especial.
Justo antes de comenzar a correr, con esa cara que transmite tantas cosas (y todas buenas), Aitor me comentaba que había vencido al bicho y que pronto le quitarían el catéter con el que convive. Con diez años que tiene, es un HÉROE.
Como ya experimenté en otras ocasiones, motivo más que de peso para entender que volver a subirme a esa bendita cinta de correr cada vez tenga más sentido...


Faltaban trece minutos para que el reloj marcara las 19:00 horas cuando comenzaba a correr. La música y el buen hacer de Chiqui Carrasco -una vez más- amenizaban la monotonía que uno llega a sentir sobre un tapiz rodante, cuando los kilómetros empiezan a pesar sobre las piernas (y la cabeza).
Mientras tanto, Ana y Raúl serían los encargados de gestionar los donativos.


Con las emociones a flor de piel y las lágrimas mojando los rostros de algunos de los asistentes a este pequeño evento, 2 horas y 59 minutos después completaba esta séptima Maratón Solidaria de las veinticuatro previstas para este 2017.


Dejando los datos a un lado, como siempre digo, es de justicia mencionar que lo verdaderamente importante y destacable no es haber conseguido completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas. Lo verdaderamente importante y destacable es que -usando como herramienta el hecho de completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas- tras los 6.243€ recaudados en las seis maratones anteriores- se hayan conseguido reunir 509,35 euros más que -con toda la humildad y honradez del mundo, como debe de ser- serán destinados a la lucha contra el Cáncer Infantil a través de la iniciativa 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.


Todo lo que nuestro cuerpo hace normalmente es maravilloso y extraordinario, aunque pocas veces se nos ocurre pensar en ello de esta manera...


¡LA SÉPTIMA "TA FECHA"!

6 de abril de 2017

LA SEXTA DEL AÑO

1.307 PUESTOS GANADOS = 1.307 EUROS DONADOS

Sábado 1 de abril 2017
7:00 horas de este primer día de abril y suena el despertador. Toca levantarse. Por delante un día duro.
Ya con el depósito cargado de diésel y la furgoneta adecentada, mientras me tomo el café de rigor que forma parte de mi día a día, ordeno mi cabeza...


Son las 9:00 horas cuando me subo media hora en el rodillo para soltar piernas.
A continuación, una buena ducha antes de irme a trabajar. Doy gracias a Dios por tener la suerte de poder decir que de 11:00 a 19:30 horas toca ganarse la vida en Forum Sport. Una visita inesperada -de esas que me encantan- me recuerda que merece la pena todo ésto. Clara siempre aparece en el momento oportuno.


A las 19:30 horas, ya con los deberes hechos, toca viajar a Zaragoza. Mi madre, Natalia y María me acompañan. Gracias de corazón chicas. Por tanto... Por todo.
Esperando que no haya novedad en el trayecto y todo vaya según lo previsto, emprendemos la ruta con el fin de llegar lo más pronto posible a tierras mañas.
Un pequeño alto en el camino para comer un bocadillo de tortilla -justo antes de abandonar Cantabria- es la única parada que hacemos. Sin prisa pero sin pausa.


Domingo 2 de abril 2017
1:30 horas de la madrugada y llegamos a Zaragoza. Tenemos suerte y encontramos aparcamiento muy cerca del hotel donde intentaríamos descansar. El reloj marca las 2:15 horas cuando -por fin- me meto en la cama. ¡Menudo tute!
¡Hay que intentar dormirse rápido!, pienso... A las 6:30 horas sonará la alarma del teléfono y tocará volver a "vestirse de guerrero" para -sobrado de motivos y motivaciones- intentar llevar a buen puerto la sexta maratón (sub 3 horas) del año, la primera sin tener que "correr sin moverme del sitio" sobre un tapiz rodante.

Son las 8:00 horas cuando la organización anuncia la salida de los 1.334 atletas que -cada uno con sus objetivos- teñíamos de colorido la Plaza del Pilar.
Como ya había comentado en anteriores ocasiones, mi idea era la de comenzar a correr en última posición, y por cada corredor adelantado donar un euro a la Asociación Asturiana Contra la Fibrosis Quística. Y así lo hice...
Teniendo en cuenta que el próximo día 14 intentaré el séptimo asalto del año a los 42,195 kilómetros y el 23 de abril estaré en la salida de la Maratón de La Coruña, tenía que gestionar las fuerzas para "batirme el cobre" sin vaciarme en el intento.
Mis 02:53'50'' (152 p.p.m.) me dicen que corrí muy inteligentemente.


Los primeros kilómetros son un caos hasta que al paso por el km 7 alcanzo a la liebre portadora del globo de las 3 horas, donde viajo cómodo hasta el km 31.
Con la musculatura resentida por las "batallas" libradas hasta la fecha, pero con el CORAZÓN y los PULMONES bombeando con más fuerza que nunca, en los últimos once kilómetros meto una marcha más para -ganando varias posiciones en esta última parte del trayecto- cruzar la meta en el puesto 27º que -teniendo en cuenta las condiciones en las que tomaba la salida- sabe a "medalla de oro".


Tras la carrera, comida de las de quitarse el sombrero con gente que hacen sentir a uno como en casa, a pesar de estar a casi 600 kilómetros de tu tierra.
Sigo pensando que el mundo es un lugar maravilloso, lleno de gente buena.


De vuelta para casa, sentado en el asiento trasero de mi furgoneta me sentía bien y pensaba... Pensaba que esa mañana había corrido por Clara, por Patri, por Sara y por todos los enfermos de Fibrosis Quística... Por sus familiares y amigos... Por todos los que me acompañáis en esta aventura... Por TI... Por MÍ.
Ya en Laviana -con casi 1.200 km más en el contador de mi furgoneta y más de 42 km en el de mis piernas- le poníamos el broche a un fin de semana tan especial como agotador, brindando con unas sidras y recuperando calorías.


Lunes 3 de abril 2017
A primera hora -muy honradamente, como debe de ser- hacía el ingreso de los 1.307€ prometidos, que serán destinados a la lucha contra la Fibrosis Quística, principal meta de este sexto asalto (sub 3 horas) del año a los 42,195 kilómetros.


Jueves 6 de abril 2017
En torno a 110.000€ ya han sido reunidos gracias a estas aventuras que desde el año 2012 llevo a cabo. 110.000€ que llevan a sus espaldas muchas horas de entrenamientos y sacrificios. Tantas como las que he destinado en intentar ser una persona transparente de cara a la sociedad, ganándome a pulso una imagen que ya nadie podrá manchar. 110.000€ que han sido destinados a distintas causas de las que -dicho sea de paso- ninguno estamos libres... ¡TÚ tampoco!
Mientras escribo estas líneas, pienso que hay que ser un malnacido (por no decir otra cosa) para poner en tela de juicio esta labor que estamos llevando a cabo.

Cuando a 200 metros de meta -con 42 kilómetros ya en las piernas- la cara que llevas es ésta, significa que has disfrutado y que ha merecido la pena el esfuerzo.
No hay mayor locura que no ser lo que se es con la mayor plenitud posible.


Sólo me queda mostrar mi más sincero agradecimiento a TODOS (empresas y particulares) los que habéis arrimado el hombro para que esta aportación sea posible y no tenga que arrimar dinero de mi propio bolsillo (o al menos, la menor parte posible). Me habéis valido un pulmón... ¡Lo HEMOS conseguido!








28 de marzo de 2017

21,097 KILÓMETROS MÁS

Correr a finales de marzo por las calles de León - por los muchos y bonitos recuerdos que me trae- es cita ineludible año tras año. Por ello, aún con la carrocería resentida por la maratón completada el pasado miércoles y con la cabeza en Zaragoza, donde el próximo 2 de abril a partir de las 8:00 horas intentaré completar el sexto asalto a los 42,195 kilómetros (sub 3 horas) del año, el domingo tomaba la salida en la IX Media Maratón "Ciudad de León".


El objetivo era no forzar el motor más de la cuenta y comprobar cómo respondía mi cuerpo ante la acumulación de kilómetros de las últimas semanas.
Disfrutando de una carrera que me encanta, siempre controlando que las pulsaciones no se dispararan más de lo previsto (157 p.p.m.), conseguía cruzar una nueva meta parando el crono en 1 hora y 19 minutos que -debido a las circunstancias en las que tomé la salida- me saben a gloria bendita.


El sábado me levantaré temprano, como siempre...
Después de ocho horas de curro viajaré hasta Zaragoza, esperando que no haya novedad y poder acostarme -en el mejor de los casos- a las dos de la mañana.
Intentaré dormirme rápido porque a las 7:00 habrá que levantarse y prepararse para tomar la salida en la XI Maratón "Ciudad de Zaragoza", donde intentaré llevar a buen puerto la iniciativa 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.
Esperando que todo vaya según lo previsto, poco antes de las 11:00 cruzaré la meta ubicada en la Plaza del Pilar... Ducha, comida y viaje de vuelta a casa.
La receta: COMPROMISO, CONSTANCIA, ESFUERZO e ILUSIÓN.
El lunes volveré a levantarme temprano, como siempre...


Todo resulta más sencillo cuando uno corre movido por un fin.
Todo resulta más sencillo cuando uno corre con un PULMÓN extra.


25 de marzo de 2017

LA QUINTA DEL AÑO


Usando como escenario la XI Maratón "Ciudad de Zaragoza" que se celebrará el próximo 2 de abril de 2017, llevaré a cabo este nuevo proyecto deportivo/solidario, con el que intentaré aportar un nuevo granito de arena a la lucha contra la Fibrosis Quística.
Para ello -lejos de únicamente colocarme el dorsal y correr- intentaré que cada uno de mis pasos tenga un significado especial y sirva para ayudar a la causa. 
De esta forma, vuelve el proyecto 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.
La idea es tomar la salida de la prueba en última posición y por cada participante adelantado, donar 1 euro a la Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística, con los que anteriormente ya he colaborado en otras iniciativas solidarias. Como se suele decir, en el dar está la recompensa...


Empieza haciendo lo necesario, luego lo posible, y de repente te encontrarás haciendo lo imposible. La sabiduría suprema es tener sueños bastante grandes para no perderlos de vista mientras se persiguen
Cinco días después de completar la cuarta maratón sub 3 horas del año en la Cervecería Bulldog, me volvía a subir a la cinta que -cedida una vez más por el Centro Deportivo Bunkai- esta vez estaba ubicada en la Sidrería El Verbayu.


Conocí a Clara Hevia hace cinco años aproximadamente, cuando por aquel entonces regentaba mi propia tienda de deportes en Pola de Laviana. 
Iván Lobato -comercial de la marca Joma que me visitaba por aquella época, conocedor de mi labor deportiva/solidaria- me comentó que tenía una familiar que padecía Fibrosis Quística. Ignorante, en un principio pensé que era un tipo de enfermedad que atacaba a los huesos, hasta que me comentó que los pulmones eran sus principales víctimas y que los de Clara estaban ya muy dañados (...)

El miércoles era un día especial, muy especial. ¡Clara cumplía 23 añazos!
Cumpleaños que pudo celebrar gracias a un transplante que desde hace año y medio le permite seguir RESPIRANDO... Le permite seguir VIVIENDO.
Para mí, motivo más que de peso para entender que volver a subirme a esa bendita cinta de correr era el detalle más bonito que le podía regalar.


Pienso que no hace falta organizar eventos multitudinarios para que el resultado sea satisfactorio. Por ello, quise que el quinto asalto a los 42,195 kilómetros fuera en un día entre semana y sin darle el bombo de anteriores ocasiones. 
Pepe Pérez nos echó un cable y La Nueva España publicaba una nota de prensa para que esta quinta maratón del año no pasara tan de puntillas ante la sociedad.


Friedrich Nietzsche decía que sin música la vida sería un error.
Conjugando las palabras música y vidaBelo y Tinín (AsturDj) dieron lo mejor de ellos mismos, amenizando "a lo grande" un evento "tan pequeño" como bonito.
María, Natalia y César, serían los encargados de gestionar los donativos.


Faltaba un minuto para las 18:30 horas cuando comenzaba a correr sobre un tapiz rodante que venía con sorpresa... Y es que nada más arrancar me di cuenta de que para mantener el ritmo de 14 km/h previsto, iba a tener que echarle algo más que ilusión y ganas al tema... Al fin y al cabo este tipo de cintas de correr no dejan de ser tecnología. Aparatos movidos por un motor que los impulsa, y que difícilmente haya dos programados de forma igual. ¡Tocaba apretar los dientes!



Así, entre canción y canción, muy bien de respiración, pero con las pulsaciones un pelín más altas de lo habitual y un poco tocado a nivel muscular, 2 horas y 45 minutos después completaba este quinto asalto del año a los 42,195 kilómetros.
Como siempre, los últimos metros fueron muy emocionantes. Y es que sólo el que vive en primera persona un evento de este tipo, es consciente de la multitud de sensaciones bonitas que se pueden llegar a percibir en torno a un tapiz rodante.


Nota Importante:
Para ser legal conmigo mismo y con la iniciativa, teniendo en cuenta que -como digo arriba- las cintas de correr no dejan de ser aparatos movidos por un motor que los impulsa, y que difícilmente haya dos programados de forma igual, siempre completo los 42,195 kilómetros usando dos tipos de parámetros
Los que reflejan las pantallas de la propia máquina y de mi Suunto Spartan.

Dicho de otra forma, según los datos que reflejaba mi reloj, el miércoles hubiera completado la distancia en 2 horas y 16 minutos. Pero -legal, como debe de ser- para que en la pantalla de la propia cinta se reflejaran los 42,195 km previstos, tuve que estar 28 minutos más (8,30 km) "corriendo sin moverme del sitio".


Dejando los datos a un lado, como siempre digo, es de justicia mencionar que lo verdaderamente importante y destacable no es haber conseguido completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas. Lo verdaderamente importante y destacable es que -usando como herramienta el hecho de completar un nuevo maratón sobre una cinta en menos de tres horas- tras los 4.936€ recaudados en las cuatro maratones anteriores- se hayan conseguido reunir 231 euros más que -con toda la humildad y honradez del mundo, como debe de ser- serán destinados a la Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística a través de la iniciativa 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.


El miércoles en la Sidrería El Verbayu de L,Entregu se RESPIRÓ esperanza, y yo me volvía a acostar satisfecho y agradecido. Muy agradecido a todos los que os pasastéis a darnos vuestro OXÍGENO... ¡Nos valistéis un PULMÓN!


Por cierto, sigo VIVO... ¡Más que nunca!
Próxima parada Zaragoza. De momento... ¡La quinta ta fecha!


Si alguien os pregunta el porqué de todo ésto, comentarle de mi parte que (entre otras muchas cosas) corro maratones para que Clara pueda seguir cumpliendo años (y sueños) durante mucho tiempo...