15 de junio de 2017

DUODÉCIMA Y DECIMOTERCERA DEL AÑO

Últimamente me cuesta casi más sacar tiempo para escribir una entrada en este blog que completar una maratón... Aún así, para que conste en este espacio como los anteriores once asaltos a los 42,195 kilómetros, dejaré unas líneas a modo de resumen de la duodécima y la decimotercera del año...
Cuando me embarqué en esta aventura y me comprometí ante la sociedad a llevarla adelante, también adquirí un compromiso conmigo mismo de que así fuera. Llevo meses machacándome a diario, con el fin de colocarme en cada línea de salida con garantías. Ese es el verdadero reto. Ahí reside la dificultad.
La MARATÓN es la maratón y SIEMPRE hay que afrontarla con RESPETO.


El pasado 26 de mayo completaba mi duodécima maratón (sub 3 horas) del año, la novena sobre un tapiz rodante. Las instalaciones de Audi Astur Wagen Gijón se vestían de gala para la ocasión y le ponían el broche de oro a lo que (según valoraciones de su propia empresa de publicidad) se ha denominado "Movimiento Solidario", el cual comenzaba diez días antes en la calle Ramón Areces, n1º.


Infinitamente agradecido a todos los que habían participado en el evento, me subía a la cinta con la idea (y la presión) de devolverle la confianza depositada en mí a Fran Fernández, un amigo que apostó por este que escribe y defendió ante su consejo de administración (con la responsabilidad que ello conlleva) la iniciativa de (así me definía cariñosamente el bueno de Fran) "un tío de poco más de 50 kg, tatuado hasta las orejas y con un ñarigón colgando de las narices..." 
Afrontaba una nueva maratón con la motivación que te da el hecho de intentar recortarle 42,195 kilómetros más a esa IMPARABLE lucha contra la Leucemia que promueven desde la Fundación "Josep Carreras".


Como anunciaba la prensa, el olímpico Alberto Suárez Laso y el capitán del Sporting Roberto Canella me acompañarían en los primeros compases. Un lujo.


Quizás debido a la presión que me había autoimpuesto, unido al hecho de que salí tarde de trabajar y con un pincho de tortilla y una pinta de rioja creía que tendría gasolina suficiente para afrontar la maratón, se me hizo larga. Muy larga.
Los primeros 28 kilómetros muy bien y a partir de ahí, con el tío del mazo dándome sin compasión, buscando (y encontrando) "excusas" con la mirada para seguir avanzando, siempre a 14,5 km/h... Motivos que tienen nombre propio.
Recuerdo que ese viernes me acosté un poco jodido pero 42,195 kilómetros más cerca de esa ansiada cura de la Leucemia... ¡LA DUODÉCIMA TA FECHA!



De experiencias como ésta uno saca conclusiones que pueden ser aplicadas en el día a día. Puedo resumir lo que he aprendido en dos palabras: sigue adelante.
Tras completar 4 maratones (sub 3 horas) en el mes de mayo, conseguíamos reunir 4.000€ que ya han sido destinados a la Fundación "Josep Carreras".


Comentaba en entradas anteriores que uno de los handicaps con los que tengo que lidiar a diario para intentar llevar a buen puerto el complejo reto de completar 24 Maratones Solidarias (sub 3 horas) en un año, es tener que estar pensando continuamente en el siguiente asalto a los 42,195 kilómetros.
Ocho días después de la paliza que había sufrido en las instalaciones de Audi Astur Wagen Gijón, tomaba la salida en la Maratón de Laredo...


Enol Suárez tiene una distrofia muscular por déficit de merosina.
Vecino de El Entrego, este joven de diecisiete años se tiene que desplazar regularmente al Hospital San Juan de Dios (Barcelona) para poder llevar a cabo sus revisiones, con los numerosos gastos que esta situación origina a su familia.

238 PUESTOS GANADOS = 714€ DONADOS

Para afrontar una maratón dando cuatro vueltas a un circuito, pienso que hay que estar tan preparado física como psicológicamente. Me imagino que ese sea el motivo por el que únicamente 256 atletas tomáramos la salida el pasado 4 de junio en Laredo. 628 lo harían para afrontar los 21,097 km de la media maratón.
Acostumbrado a correr sobre un tapiz rodante, me gustan este tipo de recorridos porque cada cierto tiempo puedes ver a los amigos que te acompañan y, conocedor de lo que te espera, dosificas mejor tus fuerzas.


Pasaban tres minutos de las 9:00 horas cuando nos daban la salida. Como había anunciado, yo lo haría en última posición, tras los 884 atletas presentes en una prueba a la que volveré.
Como ya había hecho en Zaragoza, La Coruña y Vitoria, la idea inicial era donar un euro por cada corredor adelantado, en este caso a la familia de Enol Suárez.
Tras comprobar que la participación no era la esperada y con fondos suficientes para donar, gracias a las actividades llevadas a cabo los días previos, decido que sean tres... Lo que no es mío no lo quiero para nada.


Como siempre, pensando en la décimocuarta, voy de menos a más, controlando las pulsaciones (152 p.p.m.) y disfrutando de esta ya decimotercera maratón.
2 horas y 51 minutos después cruzaba en el puesto 18º una nueva meta, muy especial gracias a ese grupete de compañeros que se habían desplazado hasta Laredo y me esperaban para fundirnos en un emotivo abrazo.
238 puestos adelantados que se traducen en 714 euros... ¡Estaba feliz!
Es simple... Pero hay que vivirlo (y correrlo) para entenderlo.

¡LA DECIMOTERCERA TA FECHA!

El lunes a primera hora, muy honradamente, entregaba el dinero prometido.


Además de los 714€ destinados a la familia de Enol, mi participación en Laredo dejó 301€ más que ese mismo día fueron depositados en la cuenta de ASEMPA.


La decimotercera, además de una pequeña ayuda económica para la causa por la que tomaba la salida, deja imágenes muy bonitas para el recuerdo.
En la tarde de ese mismo lunes, tenía el honor de entregarle a Enol Suárez la camiseta con la que el día antes había completado los 42,195 kilómetros, así como el original envase de la cerveza que bebía nada más cruzar la meta.
Nadie mejor que él para que lo guarde con cariño... El mismo con el que -en nombre de mucha gente- se lo hice llegar.



"Si te sientas en el camino, ponte de frente a lo que aún has de andar y de espaldas a lo ya andado."
13 maratones sub 3 horas completadas = 12.074 euros destinados a distintas causas sociales que lo necesitan, repartidos de la siguiente manera:
  • Asociación Galbán (lucha contra el Cáncer Infantil): 4.752€
  • Asociación Asturiana contra la Fibrosis Quística: 2.307€
  • Fundación Josep Carreras (lucha contra la Leucemia): 4.000€
  • Familia de Enol Suárez: 714€
  • ASEMPA (enfermos neuromusculares): 301€
Consciente de que la grandeza de un hombre está en saber reconocer su propia pequeñez, seguimos "piernas" a la obra.


"Los que intentan hacer de este mundo un lugar peor, no se toman ni un día libre. ¿Por qué lo iba a hacer yo? Luz creadora para desvanecer la oscuridad." (Bob Marley)

No hay comentarios:

Publicar un comentario