4 de noviembre de 2017

LA VIGÉSIMA DEL AÑO

Controla tu mente
Olvida tus límites
Nutre tu cuerpo
Siente tu fortaleza
Toma el riesgo
Alcanza tus metas
Noquea tus miedos
Cultiva hábitos
Ignora lo negativo
Asume el reto...


Ya va a hacer tres años que, tras 34 en Laviana, fijé mi residencia en El Entrego de la mano de Mayte. Y aunque al principio me costó adaptarme, a día de hoy me siento fenomenal y un vecino más de este pueblín tan afayaizu.
Conocí a gente muy buena que han hecho mi vida mejor. Amigos como Saúl que el pasado sábado me acompañaba hasta Alcalá de Henares y el domingo me esperaría en la meta de la maratón. Y eso, después de 42,195 kilómetros corriendo (y unos cuantos más en furgoneta), se agradece mucho y se apunta para siempre en esa libreta que uno guarda muy cerca del corazón.


Eran poco más de las 19:00 horas del sábado cuando llegábamos a nuestro destino. Lo primero de todo recoger el dorsal para estar tranquilo, momento en el que coincidimos con Natacha y David. Una pareja admirable de la que podría decir muchas cosas pero que conoceréis mejor si visitáis Reto42Kancer.
¡Os animo a que le echéis un vistazo a su historia! Merece la pena hacerlo.


Una vez ubicados en el hotel -y con Héctor Gómez (autor de Corriente Contra) que estaba pasando unos días por Madrid, ya unido a la grupeta- buscamos un sitio donde cenar. No nos complicamos mucho la vida... Cruzamos la calle y en el primer local que encontramos con pinta de tener cocina abierta, entramos.
Tras ojear la carta, decidimos cenar lo que viene siendo un "menú pre-maratón".
Un poco de jamón serrano y queso manchego bien curado para hacer boca y unos huevos rotos con patatas fritas y jamón para rematar la faena.


Amanece el domingo... ¡Es día de maratón!... Una vez más.
Café con leche grande y croissant a la plancha con mermelada y mantequilla sería nuestro ritual antes de subirnos al taxi que nos llevaría hasta la salida.
Más de 1.700 atletas nos dábamos cita atraídos por las diversas pruebas que la organización tenía preparadas, recorriendo las calles del centro histórico y de distintos barrios de la bonita ciudad de Alcalá de Henares.
Según datos oficiales, 305 lo haríamos en la prueba de los 42,195 kilómetros.
Como ya hiciera en las maratones de Zaragoza, La Coruña, Vitoria, Laredo y Burgos, la idea era tomar la salida con el fin de llevar al mejor puerto posible la iniciativa 1 Puesto Ganado = 1 Euro Donado.


Con el mismo respeto de siempre a la distancia, pasadas las 8:30 horas comenzaba este vigésimo asalto sub3 horas del año a los 42,195 kilómetros.
Al haber varias pruebas, cada una con su correspondiente salida, estábamos todos mezclados en el cajón y -lógicamente- no sabía hasta donde llegaba el grupo de los atletas que afrontaríamos la maratón. Al poco de sonar el disparo me doy cuenta de que no había salido el último como estaba previsto y -para ser legal con la iniciativa y conmigo mismo- decido levantar el pie y dejar que me adelanten. Somos lo que hacemos y no lo que decimos que haremos.
Alcanzo al tandem Natacha/David y durante algo más de tres kilómetros aprovechamos para grabar un vídeo en directo, con el fin de dar difusión a las iniciativas por las que corríamos. Un placer poder mezclarse con gente así.
Es al paso por el kilómetro cinco cuando empieza la verdadera maratón para mí.
Como siempre, voy de menos a más y -tras compartir kilómetros y conversación con buena gente (como David) que uno conoce en este tipo de pruebas- hago el paso por la media maratón muy cómodo, en 1:26:45 (138 p.p.m.).


Mientras Héctor atendía el stand en el que -gracias a las facilidades que nos puso la impecable organización del evento- pudimos promocionar las camisetas solidarias diseñadas para la ocasión y el libro que él mismo ha escrito, Saúl, pendiente de mí en todo momento, me entrega un gel keepgoing que me tomo al paso por el kilómetro 25, momento en el que comienza mi remontada.
Meto un par de marchas más y completo los últimos diecisiete kilómetros a una media de 3:50 min/km para 2 horas, 49 minutos y 49 segundos después de tomar la salida, cruzar una nueva meta. La vigésima del reto.
Impresionante el apoyo recibido por parte de la organización... ¡Volveré!
Tras la carrera, una buena ducha en el hotel antes de reponer fuerzas con lo que viene siendo un "menú post-maratón". Como el día anterior, un poco de jamón serrano y queso manchego bien curado para hacer boca y unos huevos rotos con patatas fritas y jamón para rematar la faena... ¿Alguien da más?


Tres personas totalmente distintas. Cada una con su estilo, gustos, pensamientos y creencias, a los que la vida dio la oportunidad de conocerse... Tres amigos.
En el asiento trasero de mi furgoneta, en el viaje de regreso a casa tras nuestro paso fugaz por Alcalá de Henares -y mientras suena Sabina- pienso... Pienso y disfruto con ello. El hecho de poder contar con gente como Héctor y Saúl me hace feliz y me enorgullece.
Cuando los medios materiales y económicos son escasos, uno sólo puede devolver el cariño recibido con cariño... ¡GRACIAS por todo!

¡LA VIGÉSIMA... TA FECHA!

Martes 31 de octubre 2017
Tras lograr adelantar a 296 atletas y cruzar la meta en el 9º puesto de la general (3º de mi categoría), muy honradamente como debe de ser, entregaba los 296€ prometidos a Duchenne Parent Project España.



Con motivo de la organización de la Media Maratón de Avilés, mañana intentaré completar la 21ª Maratón Solidaria sub3 horas del año.
Para ello comenzaré a correr a las 7:30 horas, con la idea de completar 53 vueltas (21,2 km) a la pista de atletismo del Estadio Yago Lamela para -a las 9:00 horas- enlazar con la salida de la prueba, con el fin de sumar los 21,097 kilómetros restantes para completar los 42,195 km previstos.
Gracias a la organización, en la zona de salida/meta habilitaremos un stand donde podréis adquirir la camiseta cuyos beneficios irán destinados a Duchenne Parent Project España y/o el libro Corriente Contra cuyos derechos de autor van destinados al IUOPA. Sin trampa ni cartón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario